Un detective de la policía científica es acusado de asesinar, descuartizar y quemar a otro investigador de ese cuerpo detectivesco.

El dantesco crimen se registró en la vivienda del funcionario marcada con el número 136, situada en el sector Los Robles de la población El Vigía, estado Mérida.

Las autoridades sindican a detective jefe Luis Alonso Niño, adscrito al Aeropuerto Juan Pablo Pérez Alfonzo de El Vigía. Las pesquisas se iniciaron el pasado 15 de julio, fecha en que se reportó la desaparición del funcionario del Cicpc Yosmer Flores Ocumare (35), amigo entrañable y de confianza del ahora imputado.

Versiones policiales indican que el detenido confesó que ese día llegó a su casa y lo encontró  en  la cama con su esposa, razón por que lo condujo a sacar su arma de reglamento y descargarla contra su “pana”.

El funcionario admitió que luego procedió a descuartizar el cadáver para después incinerarlo en la parte posterior de su residencia. Por último botó las cenizas de su amigo en el río Chama.

Funcionarios de la División contra Homicidios lograron esclarecer el dantesco crimen que estremece a la localidad de El Vigía, gracias a las declaraciones de Yuraima Izarra, esposa del acusado detective, quien se encontraba desaparecida desde el día del descuartizamiento.

 




2 Comentarios

Comments are closed.