Este martes, representantes de niños trasplantados o en proceso de diálisis se encadenaron a las puertas del Hospital JM de los Ríos exigiendo atención médica y respuesta del gobierno nacional a la insostenible crisis de insumos médicos que atraviesa el país.

Los padres alertaron que los niños están en constante lucha con la muerte y que no se moverán hasta recibir atención a sus exigencias.

Aseguraron que uno de los medicamentos que necesitan los niños con deficiencias renales cuesta alrededor de Bs. 60.000.000.

Tenemos miedo que nuestro niños mueran. Por favor, ayuda. ¡Reactiven los trasplantes!”, expresan algunas consignas de los protestantes.

Así mismo, una de las madres instó a activar el canal humanitario:

“Si el Gobierno Nacional no nos quiere ayudar pues, que deje que otros nos ayude“, expresó.