Este martes, el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, expresó sentirse “traicionado por un grupo de ex compañeros que recurrieron a sus cargos del sector público para “hacer chanchullos, mafia, corruptela y para robar al pueblo de Venezuela”.

Expresó que, a su juicio, la “solución” ante este problema es la “justicia” y el respaldo recibido por el pueblo.

“Cuando doy mi confianza y mi fe a una persona para que esté al frente de una tarea, lo doy con toda la buena fe y creo en esa persona. Me siento traicionado y siento una gran amargura y un gran dolor”, expresó el mandatario venezolano en una reunión con el sector minero en Bolívar.

Instó a los venezolanos a construir un país “decente, honesto y trabajador”.




Dejar respuesta