El padre de Abraham y Jairo Lugo Ramos, dos miembros del grupo de Oscar Pérez que también fueron ultimados en el operativo militar en El Junquito declaró a los medios que  los cuerpos de sus hijos no solo presentan un impacto de bala en la cabeza.

Tienen muchos impactos de bala. Dicen que solo por impacto de bala único, pero tienen muchos, en todo el cuerpo. Les vi bastantes, pero no los conté”, declaró el conmovido progenitor de los jóvenes.

En las mismas declaraciones dijo que teme por su vida y la de sus familia, entre ellas dos hijas que le quedan, por cuanto su hogar es víctima de invasión a cada momento por los cuerpos de seguridad.

“Voy a tener que pedir asilo, será, e irme del país. En la casa mía se meten con llaves maestras, se meten, la registran, se llevan las cosas. No estamos viviendo ahí, es terrorífico”, expresó con preocupación.