En Venezuela, cubrir el costo de la canasta básica es cada vez más complicado. La gran mayoría de los venezolanos ha perdido una notoria cantidad de peso debido a que es imposible comer balanceado y muchos otros, han debido recurrir a hurgar restos de alimentos en la basura. La situación es caótica.

La inflación aumenta mes tras mes, haciendo cada día más complicada la adquisición de productos básicos. De acuerdo al informe del Centro de Documentación y Análisis Social de la Federación Venezolana de Maestros (Cendas-FVM), la canasta alimentaria familiar (CAF) de junio se ubicó en el insólito monto de 1.229.698,35 bolívares.

Lo anterior representa casi 19 salarios mínimos, ubicado actualmente en Bs. 65.021, por lo que sería prácticamente imposible que una familia de 4 miembros pueda costearla en su totalidad.

El monto correspondiente a junio representa un incremento de 238.779, 43 bolívares (24,1%) con respecto al mes de mayo.

Si consideramos el costo de la canasta para junio del año 2016, tenemos que existe un incremento exagerado de 343,2%.

De acuerdo al informe de Cendas, todos los rubros de la canasta alimentaria aumentaron de precio: raíces, tubérculos y otros 79,3%; azúcar y sal, 73,7%; café, 50,0%; cereales y productos derivados, 47,0; granos, 32,5%; salsa y mayonesa, 25,2%; pescados y mariscos, 20,0%; frutas y hortalizas,18,0%; carnes y sus preparados, 9,1%; grasas y aceites, 8,4% y leche, quesos y huevos, 2,6%.

Cabe resaltar que la diferencia entre los precios controlados y los precios de mercado es de 8.623,9% ¡Una locura!