“Yo nunca me imaginé una traición tan grande como esta”, dijo el presidente Nicolás Maduro este martes luego de anunciar que solicitará  la captura internacional de la fiscal destituida por la Asamblea Nacional Constituyente, Luisa Ortega Díaz, y de su esposo, el diputado Germán Ferrer.

“Dime con quién andas y te diré quién eres. Andas con la oligarquía colombiana y los golpistas brasileños Luisa Marbelia. Hace tiempo que está trabajando con EEUU para hacer daño a Venezuela”, dijo durante una rueda de prensa con corresponsales internacionales desde el Palacio de Miraflores.

En un discurso plagado de acusaciones contra la titular del Ministerio Pùblico que destituyó la ANC, Maduro aseguró que Estados Unidos logró “chantajear” al esposo de Ortega Díaz“porque le consiguieron una red de extorsión y cuentas millonarias en el exterior (…) la quebraron moralmente, le quebraron al marido y fue cómplice”, aseveró.

También puedes leer: ¡SUFRE, NICOLÁS! Ortega Díaz participará en reunión de fiscales del Mercosur en Brasil

Sostuvo además que Ortega Díaz vivìa en una “mansión” y que le habían encontrado “riquezas” después de que su vivienda fue allanada.

El jefe de Estado también dijo que la fiscal habría ido a su Palacio a “pedirle clemencia”,aún después de haber fijado posición pública contra él.

Aquí vino (a Miraflores) como una santica, a pedirme perdón. Yo nunca me imaginé una traición tan grande como esta”.