Venezuela está blindada contra un posible ataque invasor de Estados Unidos. Al menos eso cree el régimen de Nicolás Maduro y su Fuerza Armada, que este jueves exhibió el despliegue cívico-militar que tienen en el Golfo de Cariaco para “defender la patria”.

Se trata de unas cuantas lachas (de esas que transportan a turistas en plena temporada vacacional) estacionadas estratégicamente en el mar venezolano para evitar “el avance enemigo sobre la ciudad de Cumaná”.

La acción forma parte de los ejercicios militares que están realizando los cuerpos de seguridad venezolanos junto con el pueblo para prepararse de cara a lo que han denunciado como un “plan de invasión” por parte de “El Imperio”.

Recordemos que estas acciones han comenzado después de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, aseguró que no descarta una “opción militar” en Venezuela si el régimen de Maduro continúa profundizando la crisis.