“Habrás más escasez”, “todo se pondrá más caro”, “¿qué iremos a comer?”, “Que Dios nos ampare”, son algunos de los comentarios que hacen los venezolanos tras el anuncio del presidente Nicolás Maduro de establecer un nuevo sistemawue fije los precios máximos de venta al público de 50 rubros.

El anuncio fue hecho el jueves 7 de septiembre durante un discurso ante a la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), en la que también estableció un aumento del 40% del sueldo mínimo de los trabajadores, así como el bono de alimentación. El “Plan 50”, que empezaría a funcionar desde el día siguiente, está bajo la conducción del vicepresidente Tareck El Aissami.

Asimismo, el mandatario informó este martes que a partir de la semana próxima las mesas de precios del “Plan 50” comenzarán a dictar las resoluciones para los costos máximos de venta al público.

En un principio, Maduro nombró una lista de 13 productos de la canasta alimentaria, entre ellos: leche líquida pasteurizada, leche en polvo, mortadela, jamón, pan de trigo de panadería, pescado, pastas alimenticias, pollo, aceite de maíz y de soja, jabón de baño, jabón en polvo, mayonesa y mantequilla.

Aunque la mayoría estos productos se consiguen en los establecimientos comerciales, algunos de ellos son importados, por lo que su precio es sumamente elevado, tal es el caso de las pastas, la leche en polvo, el aceite y la harina de trigo.

De hecho, Bolivariana de Puertos (Bolipuertos) informó el pasado domingo a través de una nota de prensa que al Puerto de Guanta, en Anzoátegui, arribaron más de 300 contenedores con productos de primera necesidad, además de insumos médicos, a bordo del buque San Antonio. “Al terminal portuario ingresaron 8 mil 744 TM de productos, entre los cuales destacan harina de trigo, aceite de girasol, jabón en polvo, pañales desechables, entre otros”, reseña el boletín.

En Venezuela, medio kilo de pasta (importada) puede costar entre Bs. 10.900 y Bs. 16.945, dependiendo de la marca; el aceite de maíz sobrepasa los Bs. 25.900La leche en polvo, de conseguirse, tiene un precio superior a los Bs. 35.000, mientras que la leche líquida pasteurizada de dos litros la puede comprar desde 10.660 (PVP), mientras que la descremada, de un litro, en B. 6.900.

En el caso de los embutidos, los precios también varían de acuerdo a las marcas. El jamón de pierna, por ejemplo, tiene un precio por kilo entre Bs. 45.500 y Bs. 55.000; de espalda, entre Bs. 28.000 y Bs. 35.000La mortadela, estándar o de bologna, se puede comprar entre Bs. 28.000 y Bs. 35.000, mientras que el queso duro blanco, entre Bs. 30.000 y Bs. 40.000.

Otros de los productos incluidos en el “Plan 50” son la mayonesa, la cual se puede conseguir en Bs. 3.900 en la presentación de 250 gramos y de la marca Soya; la mantequilla, a un precio de Bs. 4.670(Mavesa 500 gr). El pollo también figura en la lista y su precio actual se ubica en Bs. 16.500 por kilogramo, mientras que la pechuga cuesta Bs. 24.000.

Sobre el trigo, el pasado 1° de septiembre llegó al país el primer cargamento de 60 mil toneladas de este rubro proveniente de Rusia, como parte de una alianza entre ambos países. Maduro dijo que esta medida permitiría acabar con las mafias panaderas..

Adicionalmente, en marzo el presidente creó el “Plan 700” en panaderías en el Distrito Capital con el propósito de que el pan “llegara al pueblo venezolano”. Para ello, se fijó el precio regulado del pan francés, a Bs. 130 por unidad, y el tipo canilla en Bs. 250.

Sin embargo, para obtener este tipo de derivados de la harina de trigo, los venezolanos deben hacer largas colas. El pan campesino o gallego es otra de las opciones, pero más costosa, puesto que una unidad puede costar entre Bs. 2.000 y Bs. 6.000.

Por otra parte, también fueron incluidos productos de higiene personal y de limpieza. Actualmente, el precio de un jabón de baño se ubica desde Bs. 5.400 hasta Bs. 8.000, y el jabón en polvo en Bs. 13.900 el kilogramo.

Maduro ya había advertido sobre la implementación del “Plan 50” el 12 de julio de este año cuando anunció que la Asamblea Nacional Constituyente, que se eligió el 30 de ese mes, debería crear mecanismos para establecer una mayor regulación de precios en el país.

La primera acción que debe hacer la Constituyente es encarar directamente la guerra económica. Es una propuesta que ya tengo lista”, afirmó Maduro en esa ocasión, en la que también achacó la grave crisis a los “especuladores” que cambian el precio de los productos.

El economista Ronald Balza dijo a El Nacional que la creación de la cesta de monedas anunciada por Maduro tendrá un impacto negativo en el consumidor, puesto que las importaciones no solo van a ser más costosas, sino que también serán más escasas, habrá menos productos en los anaqueles y a precios más altos, ya que no en todos los países aceptan pagos en divisas distintas al dólar.




Dejar respuesta