La fiscal general de la República, Luisa Ortega Díaz, señaló este lunes que la Asamblea Nacional Constituyente “es una burla al pueblo y a la soberanía” y acotó que “ahora todo el poder estará en manos de una minoría”.

Asimismo, indicó en rueda de prensa que “estamos ante una ambición dictatorial en medio de la más cruenta crisis. Ni antes ni después de la Guerra Federal, la crisis no tiene precedente”.

Sostuvo que se mantendrá “al frente de mis responsabilidades y no las voy a abandonar” y comentó que “la Constituyente presidencial aumento ola de protestas”.

Fustigó que lo primero que hará la Constituyente “es reestructurar el Ministerio Público, acabar con todo lo que sea un obstáculo” en vez de acabar “con la escasez de alimentos y medicamentos”. “Es lamentable que el principal promotor de esta ANC solo diga que se debe reestructurar al MP, sin hablar del hambre”, dijo.

Manifestó que “quieren salir de mi porque necesitan que esto sea un suicidio, que los allanamientos están ajustados a derecho. La fiscal es incomoda para las personas vinculadas en corrupción, la fiscal es muy incómoda“.