A pesar que los venezolanos se entregan a “Dios y su ayuda” para salir de las fronteras venezolanas ante el caos que vive actualmente el país gracias a Maduro. Este martes, la Superintendencia Nacional de Educación Universitaria (SUNEDU), dio una gran noticia a los criollos que emigraron hacia Perú en busca de una mejor calidad de vida.

Los profesionales que emigraron a Perú ahora no solo contaran con un permiso temporal de permanencia (PTP) sino que además los títulos universitarios serán reconocidos por ese país sin complicaciones en trámites.

Según un reportaje de El Estímulo, a través de la Superintendencia Nacional de Educación Universitaria (SUNEDU) los títulos universitarios de los venezolanos serán reconocidos incluso si no están apostillados. De acuerdo con la información, todos los títulos universitarios serán reconocidos a excepción del título de abogado dado que, con base en el decreto 17662, está prohibido que extranjeros ejerzan el derecho sin revalidación.
¡Atención! Registraron tornados o remolinos en la isla de Margarita Véalo
Previa comparación del plan de estudios de la universidad peruana con la venezolana, procederán a revalidar el título de acuerdo a sus criterios. Asimismo, la Sunedu realizará los reconocimientos de maestrías y doctorados , es decir, le dan validez a los títulos; pero las revalidaciones u homologaciones sólo las hacen las universidades autorizadas, pues son las encargadas de otorgar validez a los estudios realizados en el exterior.

Sin embargo, esta nueva medida  no aplicaría a los técnicos superiores universitarios o TSU, ni los diplomados, ni post doctorados.

Para reconocer el título, los venezolanos deben presentar el pasaporte o carnet de extranjería; el original y copia del título apostillado o incluso sin apostillar, si la universidad de egreso permite que accedan a la base de datos y comprobar que realmente se efectuó estudios no hay necesidad de la apostilla; y 645 soles -unos 200 dólares- para iniciar el trámite que tarda 30 días hábiles.
Vio la escases y el desastre y le puso el nombre de “HURACÁN MADURO”

Con esta nueva oportunidad, los venezolanos quieres salieron del país en busca de mejorías, y quienes además han sido víctimas de desafíos y xenofobia, ven una pequeña luz en un estrecho camino que ha sido obligatorio gracias a la crisis social, política y económica que atraviesa Venezuela por culpa del régimen.