Luego que la Casa Blanca diera por confirmado la lista de trece altos funcionarios del Gobierno venezolano que procederán a ser sancionados con revocación de visas y congelamiento de activos, este jueves avizoró otras posibles sanciones a candidatos de la Constituyente de Maduro y abrió múltiples interrogantes con respecto a quienes faltarían por sancionar.

Y es que tras lo propuesta del mandatario venezolano, el Gobierno de Donald Trump activó sus alarmas e instó al presidente Maduro a detener lo que parece ser la ventana a la dictadura, pese a las escasas respuestas políticas de Venezuela, EEUU prosiguió con las acciones y sancionó a trece de los funcionarios “más sonados” en el cuerpo ministerial chavista.

Sin embargo, la lista negra que detalla a cada uno con nombre, apellido y cargo, carece de dos “cabecillas” esenciales en el Gobierno como lo es el considerado número 1 del chavismo, el vicepresidente del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) Diosdado Cabello, y el ministro de la Defensa, Vladimir Padrino López.

Aunque ambos funcionarios tienen peso en el Gobierno de maduro, termina siendo bastante irónico que ninguno esté incluido en la lista de aquellos que han violentado el sistema democrático de Venezuela, han generado dinero a punta de corrupción y han sido parte importante de las violaciones de Derechos Humanos a miles de venezolanos.

Hipótesis

  • Esta sería la última carta que se juega el Gobierno de los Estados Unidos como método de presión a Venezuela.
  • Tanto Diosdado Cabello como Vladimir Padrino podrían no tener propiedades que sean embargables para los EE.UU ( lo que resulta bastante imposible).
  • Ambos podrían ser funcionarios con la posibilidad de negociar o que (estarían negociando).