Luego de la muerte de Oscar Perez y su grupo en manos de efectivos policiales en lo que muchos han denominado la Masacre del Junquito, en una acción policial que evidenció claramente que las intenciones del gobierno nunca fueron juzgar a los insurrectos por sus delitos sino exterminarlos, un grupo que se hace llamar resistencia envió al régimen un video en que anuncian que tomarán las armas y se apegarán al articulo 350 de la Republica Bolivariana de Venezuela desconociendo así el Gobierno de Nicolás Maduro por Violar los Derechos fundamentales y Tratados internacionales.