Los sucesos extraños suceden en todo el mundo, y Venezuela no está exenta de este tipo de actos. Este viernes los cuerpos de seguridad de La Victoria realizaron la exhumación de Yolman Padrino, para poder cerrar uno de los crímenes que más han afectado a los cuerpos de seguridad de la zona.

En horas de la mañana, efectivos de la policía científica acudieron al suelo santo para desenterrar el cuerpo de Yolman Miguel Briceño Padrino, de 41 años de edad, para devolvérselo a sus verdaderos familiares.

El cadáver había sido entregado por equivocación, a los padres y hermanos de otro hombre que presentaba las mismas características fisonómicas de Padrino.

Según informaron los cuerpos policiales, la duda inició el pasado 24 de agosto, día en que el cadáver de Briceño fue encontrado sin ningún tipo de documentos en el sector El Castaño de Zuata, municipio Ribas.

Los familiares aseguraron haber llorado por su perdida, sin embargo, al llegar a la casa encontraron Yolman vivo. El falso difunto les contó que había decidido divertirse en las playas de Choroní, pero el deslave erosionó la carretera y tuvo que permanecer allí hasta que repararan la vialidad.

Ahora lamentan que en la funeraria no aceptan devoluciones de ataúdes usados y además su familiar quedó oficialmente difunto, por lo que ahora no puede realizar ningún trámite de naturaleza civil o administrativo.




1 Comentario

Dejar respuesta