Este domingo, el presidente de la República, Nicolás Maduro, insistió en que el legado de su gobierno debe ser convertir a Venezuela en una “potencia productora de alimentos”.

El mandatario resaltó que sólo se trata de fortalecer el legado del expresidente Hugo Chávez, según señaló durante su programa Los domingos con Maduro, transmitido por VTV.

“Nosotros tenemos que plantearnos dejar un legado, dejar una marca, profundizar el legado del comandante Chávez, y dejar un legado propio hacia el futuro y ese legado tiene que ser romper amarras con el rentismo petrolero, con el inmovilismo económico que significó depender de una renta petrolera por 100 años”, enfatizó.

A juicio del presidente, “Venezuela tiene que plantearse ser una potencia productora de alimentos, ese es nuestro reto, ese es el reto de nuestra generación, es el legado que vamos a dejar. Si a mí me preguntan ‘¿Cuál es el legado que usted aspira dejar?’, yo digo dejar un país potencia en pleno proceso de desarrollo agrícola, agroindustrial, industrial, de economía diversificada y haber roto con el rentismo petrolero.

“Ese es el legado nuestro (…) es el legado que debemos dejar, así como Chávez nos dejó como legado la revolución bolivariana, nos dejó un país independiente y soberano, nos dejó una democracia libre, abierta, participativa, protagónica, así como Chaávez nos dejó las misiones y grandes misiones, así como nos dejó una identidad cultural, ideologica, política, y nos dejó un gran legado nacional e internacional, una diplomacia bolivariana para un mundo multicéntrico”, agregó.