El Presidente de la República Nicolás Maduro anunció este domingo en su programa semanal y junto al Presidente de Bolivia Evo Morales, la construcción de una fábrica de hoja de coca, para producir té y caramelos, ya que para el mandatario nacional, este es un producto medicinal y oxigena las células del cuerpo.

En su declaración informó que la fábrica será hecha en Venezuela con capital boliviano, a pesar de la peor crisis ecónomica, social y humanitaria por la que vive el país.

Hoy en día, el Gobierno Nacional cuenta con el desapruebo de más del 65% de la población, muestra de esto fueron los más de 4 meses de protestas contra su gestión que dejó una cifra de más de 135 muertos y más de 2mil personas detenidas.

De igual manera la inflación en Venezuela supera el 176% según estadísticas de la Asamblea Nacional, en ausencia de dichas cifras por parte del Banco Central de Venezuela, sin embargo el Presidente de la Nación opta por crear una fábrica de hoja de coca.

Al parecer las prioridades del gobernante son muy distintas a la del pueblo venezolano, quienes no consiguen alimentos, medicinas ni recursos suficientes para satisfacer todas las necesidades, añadiendo que la canasta básica del país quedó situada en Bs 2.043.083,39 en el mes de Julio y para costearle un venezolano debería ganar Bs. 61.102,77 diarios, a pesar de que el sueldo mínimo en el país está situado en Bs. 136.543,4 lo que represanta una ganancia de Bs. 4mil por día.

Finalmente los problemas de los venezolanos siguen aumentando, la escasez de productos, la falta de medicinas, protestas, presos políticos, educación, exilio, inmigración y pare usted de contar, sin embargo y al parecer, es mucho más importante crear una fábrica de hoja de coca que solventar la crisis social, política y económicaque vive el país.