Nicolás Maduro, aseguró hoy que la pobreza extrema en el país se mantuvo en 4,4 % en 2017, igual que en 2016, mientras que la tasa de desempleo bajó a 6 %, respecto al 7,5 % en que, según datos oficiales, se ubicó al cierre de 2016.

“Hemos seguido manteniendo los índices de disminución de la pobreza y de la pobreza extrema. A 18,1 la pobreza y la pobreza extrema a 4,4”, dijo el gobernante venezolano durante la entrega de su balance de gestión, una alocución que fue transmitida en cadena obligatoria de radio y televisión.

Asimismo, indicó que la tasa de desempleo bajó a 6 puntos y aseguró que su Gobierno está “cerca del empleo total” en el país petrolero pese a la crisis económica.

Maduro dijo que bajar los índices de pobreza “cuesta” porque la “guerra económica” -una teoría con la que su Gobierno culpa a opositores y empresarios de la crisis del país- busca “afectar a los humildes, afectar a los pobres, aumentar la brecha de la pobreza”.

“Pero con todas estas políticas de protección y seguridad social hemos logrado defender los logros y seguir avanzando en esos índices para bajar la miseria y la pobreza en nuestro país”, prosiguió.