Guillermo Enrique Paz Martínez, de 36 años, nunca imaginó que su vida terminaría a causa de una tormenta eléctrica. Un rayo lo impactó y, aunque había sobrevivido, la agonía culminó a los seis días del accidente.

Paz estuvo a la intemperie durante un fuerte aguacero que se registró el domingo 17 de septiembre, un rayo lo impactó y lo dejó tirado en el suelo con todo su cuerpo quemado.

El accidente ocurrió en el sector San José, del municipio Machiques de Perijá. Una familia de la zona se alarmó al notar que el rayo cayó muy cerca de su casa, al asomarse se encontraron con el hombre quemado, pero que aún estaba vivo.

Paz fue llevado al hospital Coromoto, de Maracaibo, presentó quemaduras en todo el cuerpo, así como nauseas dolor de cabeza, desorientación temporal y patrones de ramificación en la piel producto de la ruptura de los tubos capilares que se encuentran debajo de la dermis, informó La Verdad.

Murió en horas de la mañana de este sábado y su cuerpo fue llevado a la morgue forense de la capital zuliana.