Las ejercicios militares para la “defensa de la patria” dejan de ser un chiste cuando comprometen la vida de gente que debería estar en su casa tranquila y disfrutando de un país próspero.

Sin embargo, la inestabilidad de Venezuela ha llevado a que el régimen de Nicolás Maduro pretenda usar como “carne de cañón” al pueblo ante una eventual invasión militar de Estados Unidos.

El capricho rojito cobró este sábado la vida de un miliciano que participaba en una sesión de trote durante los ejercicios “Soberanía Bolivariana 2017”.

La información la compartió por su cuenta de Twitter el periodista de sucesos Javier Ignacio Mayorca, quien detalló que la víctima mortal participaba en los ejercicios del estado Guárico.




Dejar respuesta