Hace más de una semana, la Superintendencia de las Instituciones del Sector Bancario de Venezuela (Sudeban) inició las pruebas piloto de un nuevo sistema de pago a través del teléfono móvil para paliar la escasez de dinero en efectivo que atraviesa la nación. 

El Peer to Peer (P2P)  busca “estimular el uso del dinero electrónico y adecuar el uso de efectivo en el país” ya que las personas naturales podrán hacer pagos o transferencias bancarias utilizando el número de teléfono móvil asociado a la institución bancaria y su cédula de identidad.  Con tan solo afiliar el servicio, a través de los canales establecidos por cada banco, el usuario podrá realizar sus movimientos en cualquier horario y lugar del territorio nacional

Los usuarios podrán pagar servicios, hacer compras en línea, consultar su saldo, hacer movimientos en sus cuentas, recargar y hacer envíos de efectivo con esta aplicación, con un límite de transacción de 800.000 bolívares diarios.

Sistema Androide

El modo es de la siguiente manera: las transacciones se harán por medio de una aplicación móvil, donde se colocará la información sobre el banco receptor, el número de teléfono de la persona que recibirá el pago y el monto a cancelar.

Dicha aplicación debe  descargarse en un teléfono inteligente con sistema operativo Android. Sin embargo, este es uno de los obstáculos para los venezolanos. Un teléfono inteligente sencillo está entre 700 mil bolívares y un millón de bolívares, es decir, casi la mitad del sueldo mínimo integral.

Otra problemática es la inseguridad. El robo de celulares, por más sencillo que sea, es el pan nuestro de cada día. Venezolanos señalaron que serán pocos los que se arriesguen a sacar sus celulares en la calle para utilizar el sistema implementado por el Gobierno.   A mediados de 2015, la Asociación Civil Paz Activa reveló que el robo de celulares es el delito más común en el país, con alrededor de 100.000 móviles robados al mes; es decir, unos 3.000 teléfonos hurtados diariamente en todo el territorio nacional. Solo en Caracas, la cifra varía desde 200 hasta 400 equipos al día.

Es tan grave el conflicto, que los ciudadanos han optado por tener dos teléfonos. Uno “barato” que pueden atender en cualquier momento en la calle, y uno inteligente, pero son pocos lo que pueden gozar de este “lujo”. A finales de 2016, un  funcionario adscrito a la Brigada contra Robo del Cuerpo de Investigaciones, Científicas, Penales y Criminalísticas expresó a El Nacional estar impresionado por la cantidad de casos que conoce sobre caraqueños que circulan con un teléfono barato, para entregarlo al delincuente y así resguardar su teléfono inteligente.

A esta lista, se le suma el costo del Internet móvil. La mayoría de los planes de las operadoras de celulares tiene un costo promedio a los 6 mil bolívares un mega.Se desconoce hasta ahora cuánto puede tardar la operación de transferir de un número a otro.  Las personas que no tengan  Megabytes no podrán utilizar la operación. Vale acotar que las transferencias y pagos podría realizarse a través de  mensajería de texto para finales de año. Solo así, podría ser que tuviera mayor alcance en la sociedad y ser viable, sin embargo, por ahora, no. 

Múltiples cuentas

Los usuarios que dispongan múltiples cuentas en bancos no necesitan registrarse en cada una de las entidades financieras, pero si desean hacerlo deben seleccionar el banco de su preferencia al realizar la operación para la efectividad del envió o recepción de los fondos.

¿Apuntando al modelo suizo?

Suecia es el país donde ni los bancos aceptan efectivo.  Incluso los parroquianos envían el diezmo para sus iglesias a través de mensajes de texto. Vendedores sin hogar en las calles llevan consigo lectores móviles de tarjetas de crédito y el  Museo Abba, a pesar de ser un santuario del grupo pop de los años 70 que escribió “Money, Money, Money”, considera que el dinero es tan del siglo pasado que no acepta billetes y monedas.

Este país progresista y al que Venezuela le falta millones y millones de años por alcanzar, ha sido atraído por las innovaciones que facilitan los pagos digitales.  Y es que las billetes y monedas representan actualmente sólo 2 por ciento de la economía sueca, comparado con 7.7 por ciento en Estados Unidos y 10 por ciento en el área del euro, reseña el medio El Financiero.

Por su parte, según datos aportados por la agencia EFE,   los venezolanos enfrentan una escasez de dinero efectivo, entre otras razones y según el Gobierno de ese país, por el supuesto contrabando de las piezas monetarias hacia el país vecino Colombia. Otro factor es la galopante inflación, una cifra que no ofrece el Banco Central desde 2015, pero que según el Parlamento venezolano acumula 536,2 % en lo que va de 2017.

El país caribeño ya ha registrado al menos dos crisis por escasez de efectivo en los últimos meses; la primera ocurrió a mediados de diciembre de 2016 luego de que el presidente, Nicolás Maduro, ordenara retirar en tres días el billete de 100 bolívares, para entonces el mayor papel monetario del país.