Parece que no hay manera de frenar el contrabando de los billetes venezolanos, cuyas modalidades han sido perfeccionadas y ahora usadas con las piezas del nuevo cono monetario. Es un tema de “revalorizar” los ahorros canjeando de bolívar a peso, porque en Colombia, con 300.000 bolívares adquieres 40.000 pesos que rinden más que los 300.000 en Venezuela.

En la frontera lo que impera es el “emprendedor” del billete, porque de alguna manera resuelve un tema de liquidez, escasez y carestía.

El economista y analista Carlos Escobar Nader revela un elemento con epicentro en Maracaibo y extensión hacia Colombia: “El 30 % del circulante -en Maracaibo- y el 20 % en los estados fronterizos responden al tráfico de gasolina; los bachaqueros, con sus broncos, caprices y tritones, venden gasolina a lo largo de 60 kilómetros, después del río Limón, en Mara, reciben el pago en efectivo y ahí comienza la espiral”.

Escobar detalla que “el efectivo que reciben por el combustible lo venden al 20 % a casas de empeños o comercios que se prestan y ellos a su vez venden al ciudadano los billetes, también a un 20 o 30 % el ciudadano va con el efectivo a comprar mercancía en Las Pulgas y los comerciantes de Las Pulgas pagan con ese efectivo la mercancía que traen de Colombia y así circula el billete sin ingresara la esfera bancaria”.

Oniel González viaja constantemente a Cúcuta y relata que “el problema del billete venezolano es que cuando llega a Colombia allí se queda, porque allí lo venden bastante más caro, a porcentaje sobre el 30 % y en efectivo la gente da hasta 90 mil bolívares por una pieza de 20 mil, y luego cambian a pesos y a dólares”.

Organizaciones colombo-venezolanas le encontraron la vuelta al contrabando del billete a sabiendas de que en Venezuela el circulante es escaso y al Gobierno, pese a sus planes, se le salió de control combatir estas mafias.

Compras por Internet

Una modalidad reciente es la adquisición del billete de 10 mil y 20 mil por Internet. Grupos de Facebook, WhatsApp y con mayor énfasis páginas de transacciones electrónicas, ofrecen 36 dólares por un billete de 20 mil, ¿por qué?

El negoción

En la página web se ofrece moneda que supuestamente no ha circulado aún en Venezuela. Usuarios de la red reafirman que cada billete de 20 mil tiene el valor de 36,99 dólares y estos son canjeados o vendidos a organizaciones criminales que los llevan a Colombia y allá los revenden a sabiendas de que en Venezuela existe una compleja restricción para conseguir efectivo, fundamentalmente del nuevo cono monetario.

Estos dos elementos; el contrabando de gasolina, que se negocia todo en efectivo y la venta por Internet desbarató los planes de control del Gobierno sobre la migración del billete, refiere el economista Carlos Escobar Nader.

“Cuando te vas acercando a Paraguachón, comienzas a ver las mesas donde venden los billetes venezolanos, en su mayoría de 50, 100, 500, 10.000 y 20.000, es un suplicio con las alcabalas, pero la gente corre el riesgo”, comenta Oniel González. Pero, ¿quién impulsa el ilícito?

Un rompecabezas

Escobar Nader menciona varios elementos que alimentan el contrabando: “Los convenios que firmó el gobierno de Arias han incrementado la actividad económica en el sector informal con el ingreso de mercancía de origen colombiano, la cual, por el tema del control cambiario, solo se paga en moneda nacional y en efectivo, pero además el nuevo cono simplificó el pago con menor cantidad de billetes”.

Agregó que “mientras en Colombia se siga facilitando la compraventa de billetes en la calle, la comercialización no parará, el billete se revende caro”.

Precisa que “las informalidades del Seniat y los registros de comercialización de mercados importantes (Mercasur, La Curva, Periférico La Limpia, Las Pulgas) hacen que el 90 % de las transacciones sean en efectivo”.

Como colofón se suma lo costoso de adquirir el equipamiento tecnológico para transacciones electrónicas, y la inestable plataforma tecnológica con notables fallas, todo lo cual, favorece el contrabando de extracción y la migración de billetes hacia Colombia para su reventa a un alto precio. De las ganancias Según datos de la Superintendencia de las Entidades Bancarias (Sudeban), el 30 % de los bolívares se desvía hacia la frontera con Colombia. Autoridades venezolanas denunciaron que se utiliza la moneda nacional para lavado y falsificación, pero los usuarios reportan que es la reventa lo que impera.

La Sudeban explica que tras sacar el dinero venezolano, se cambia en Colombiapor pesos sin necesidad de hacerlo previamente en dólares.

La convertibilidad del bolívar en Colombia es legal desde el año 2000. La Superintendencia agrega que se establece una doble tasa sobre el intercambio monetario: la oficial y la aplicada para las fronteras.

En este caso, la moneda venezolana es cambiada por pesos en Colombia con los que se compran nuevamente bolívares en Venezuela. De esas complejas operaciones surge una ganancia de entre 25 y 30 % por cada mil pesos cambiados en tierra venezolana.

El Ceofanb informó que en los últimos meses se han incautado en la frontera más de 2.300 millones de billetes del nuevo cono, una cifra considerable tomando en cuenta la escasez de efectivo circulante en Venezuela.

¿Billete intangible?

En una encuesta realizada por el diario Los Andes, el 92 % de los consultados en Táchira dijeron no obtener con regularidad billetes del nuevo cono y el 52 % de ellos expresaron haber pagado un porcentaje de cobro de comisión de entre 20 y 30 % por la obtención de billetes de Bs. 10.000 y 20.000.

“Necesitaba efectivo para la compra de una motocicleta, un amigo me dijo que en Facebook y un grupo de WhatsApp lo ofrecían y fue por allí que logré reunir el dinero, me cobraron el 25 %, perdí un poco, pero no tenía más opción”, comentó Celmira González en el Táchira.

Venezolanos llevan altas sumas de dinero en billetes nuevos, con la intención de “percibir un mejor pago de la moneda, para comprar productos escasos o para ganarle al canje: “Yo viajo tres veces por semana, compro lo necesario y el resto lo cambio y le ganó bien. La ganancia puede ir desde los 300.000 bolívares, todo depende de lo que traiga”, señaló un ciudadano a las afueras de una casa de cambio en Maracaibo.




Dejar respuesta