Desde que inició su gobierno, Nicolás Maduro ha impuesto una política cambiaria de ensayo y error, lo que ha resultado significativamente perjudicial para los venezolanos y cuyo costo ha sido muy caro.

Luego que las “lumbreras” gubernamentales  implantaran el Sicad I y II, el Simadi, el Dicom y el dólar frontera, nuevamente saca debajo de su manga dizque el nuevo Dicom, cuyo esquema condiciona el acceso de los dólares por el desplome en la oferta de divisas.

Como se sabe, en le primer trimestre de 2016, el régmien de Maduro propuso par de “alternativas” para la asignación y liquidación de dólares: el dólar protegido a 10 bolívares que autoriza el Centro de Comercio Exterior (Cencoex) y el dólar complementario (Dicom) que da divisas a una paridad mayor.

En esa oportunidad, sus autoridades prometieron que el Dicom sería diferente, pero nunca han cumplido. Ni se hicieron más subastas y mucho menos los interesados recibieron divisas.

Lo que sí es cierto es que así anuncien, inventen miles de estructuras cambiarias, si no hay dinero, recursos frescos, divisas, no valdrá de nada. Será otro fracaso socialista.

Mientras, el vicepresidente del Área Económica, Wilmar Castro Soteldo, indicó que esperan que la próxima semana -del 22 al 26 de enero- esté en funcionamiento el nuevo Sistema de Divisas del Tipo de Cambio Complementario Flotante de Mercado (Dicom), para el cual en los últimos días han realizado pruebas sobre su operatividad a fin de ponerlo a tono.

Explicó, entrevistado por José Vicente Rangel, que este esquema permitirá que los capitales que están fuera del país puedan ingresar de manera legítima en Venezuela y puedan participar en los procesos de inversión productiva, desarrollar la industria y avanzar en los sectores donde hay minusvalía.

“Hemos estado trabajando en la operacionalización desde el punto de vista tecnológico y de blindaje para permitir que esos capitales que están fuera del país, 300 mil millones de dólares que dice Donald Trump que nos tienen por allá bloqueados, puedan ingresar de manera legal al país”, argumentó.

Castro Soteldo aseguró que será, además, una oportunidad para que los venezolanos que están en el extranjero puedan “también colocar sus remesas en Venezuela de manera segura, con una propuesta atractiva, lo que permitirá la captación de divisas que ahora se fugan a otros sectores”, puntualizó.