A 32 años del terremoto que dejó miles de víctimas en Ciudad de México, se registró este martes un nuevo terremoto de magnitud 7,1 en el oeste de Axochipián, estado de Morelos, que dejó al menos 65 muertos en esa localidad, la región más afectada por el movimiento telúrico, de acuerdo al primer boletín.

Aunque la cifra de fallecidos promete aumentar en las próximas horas, para la hora se registran 5 muertos en el estado de México y 3 en Puebla.

El sismo que se sintió también en la capital del país, debilitó varias edificaciones que no aguantaron la “sacudida de tierra” y se vinieron abajo.Tuvo una profundidad de 57 kilómetros, según datos del Servicio Sismológico Nacional de México y causó la devastación en las colonias de Ámsterdam, Nuevo León, Roma, Condesa y Del Valle.