Perú es uno de los destinos de la región latinoamericana que se encuentra en el top 10 de los venezolanos a la hora de establecerse, sin embargo, las mujeres criollas, conocidas mundialmente por su belleza física, no han sido recibidas respetuosamente por la comunidad masculina de esta nación.

De acuerdo con una investigación realizada por el programa local  TV “Reporte Semanal“, y reseñado por El Comercio, las venezolanas que se dedican a la venta informal en los diversos sectores de Lima, han sufrido acoso sexual por parte de los peruanos, una actitud bastante corriente en la nación sureña.

Te compro una arepa y te tomas una copa conmigo, me han dicho. Me han ofrecido bastante; que me pueden dar más dinero pero mi trabajo es honrado“, refirió una de las criollas que fue entrevistada. Como ella, muchas sufren día a día los abusos de los nativos, quienes incluso, intentan robarles besos.

Asimismo, se conoció que les ofrecen dinero a cambio de favores sexuales, debido a la dura condición económica a la que se ven sometidas las inmigrantes venezolanas. Perú, es considerado uno de los países más machistas de América Latina, donde la violencia de género es común y la tasa de femicidios es alta.

Acá la nota original publicada por El Comercio:

Acoso sexual callejero: venezolanas denuncian ser víctimas de depravados

Nuestro país ha dado facilidades para el ingreso de venezolanos que día a día trabajan en lugares como Jirón de la Unión y Gamarra

“Piensan que nosotras somos fáciles y no es así. Que no confundan a las venezolanas”. Esta es la respuesta de una de las víctimas de acoso que trabaja en el emporio comercial de Gamarra vendiendo arepas.

Las venezolanas llegaron a nuestro país huyendo de una grave crisis y se han encontrado con el acoso sexual callejero, una de las expresiones de violencia verbal y física más comunes en la ciudad.

Un informe del programa de TV “Reporte Semanal” muestra los testimonios de venezolanas que han sufrido el acoso de depravados, que intentan aprovecharse de la difícil situación económica que viven, incluso ofreciendo dinero a cambio de relaciones sexuales.

“Te compro una arepa y te tomas una copa conmigo, me han dicho.
Me han ofrecido bastante; que me pueden dar más dinero pero mi trabajo es honrado”, contó una venezolana. Lugares como Jirón de la Unión, plaza San Martín o Gamarra son los más recorridos por vendedores venezolanos.

Otras mujeres contaron que incluso algunos sujetos intentan besarlas en la boca, luego de comprarles sus productos.

– Formalización –
Gracias al Permiso Temporal de Permanencia, la Superintendencia Nacional de Migraciones ha permitido el ingreso y la permanencia de miles de venezolanos en el Perú.

Pero ello también ha causado dificultades como en La Victoria, en donde la municipalidad inició un proceso de formalización de venezolanos que se dedican a la venta ambulatoria.

El municipio informó que hay más de 500 venezolanos trabajando en el comercio informal. El distrito indicó esta semana que solo se admitirá el registro de 126 venezolanos para la formalización y el resto deberá trabajar en otras zonas. Pidió ayuda al Gobierno Central para formalizar el trabajo de venezolanos.




Dejar respuesta